MITOS Y REALIDADES SOBRE LOS TERREMOTOS

Cuando hablamos de desastres naturales, siempre hay cosas que se pueden hacer para estar más seguros. La información de esta página está diseñada para darle detalles sobre lo que usted puede hacer antes, durante y después de un terremoto. Empiece con las sugerencias de cada paso. La información de cada paso tiene un enlace para que usted aprenda a cómo prepararse, sobrevivir y recuperarse después de un terremoto.

MITO 1: "No es probable que me toque vivir un gran terremoto en California."

REALIDAD ¿QUÉ HACER?
  • California está sobre una de las fallas más famosas del mundo, la falla de San Andrés.
  • Según estudios científicos recientes, es muy probable que ocurra un terremoto grande en el sur de California en los próximos años.
  • Sea consciente de su riesgo. Prepárese.
  • Descargue uno de los cuadernillos "Staying Safe Where the Earth Shakes" (en inglés) con información regional para todas partes de California.


MITO 2: "No hay nada que hacer en un terremoto. ¡Si le toca, le toca!"

REALIDAD ¿QUÉ HACER?
  • Los terremotos son inevitables, pero los daños que causan se pueden limitar si tomas los pasos adecuados antes, durante y después que ocurran.
  • Planee con su familia lo que cada quien hará antes, durante y después de un terremoto.
  • Prepare équipos de provisiones para emergencias.
  • Sujete los objetos donde vive, estudia y trabaja.


MITO 3: "Lo más peligroso en un terremoto son los derrumbes."

REALIDAD ¿QUÉ HACER?
  • La mayoría de daños en un terremoto son causados por objetos que se rompen o caen sobre personas, lastimándolas.

  • EMPIECE AHORA, sujetando cualquier cosa que sea: a) suficientemente pesada para herirle si le cae encima, y b) suficientemente frágil o costosa que signifique una gran pérdida si se rompe.
  • En la cocina, asegure las puertas de los estantes para prevenir que la cristalería y los platos se caigan.
  • Aparatos eléctricos – Asegure los televisores, estéreos, computadoras y otros aparatos con tiras flexibles de nylon y hebillas.
  • Objetos en repisas abiertas – Coloque los artículos pesados y frágiles en las repisas inferiores.
  • Utilice broches o adhesivos no dañinos para mantener los objetos frágiles en su lugar.
  • Objetos colgantes – Cuelgue los espejos y las pinturas o fotografías con marcos con ganchos cerrados para que no reboten contra las paredes. No los cuelgue sobre camas o sofás.
  • Muebles – Asegure la parte superior de los muebles pesados, como los libreros y archiveros, a una pared.
  • Calentador de agua – Cerciórese de que su calentador de agua esté fijo para que no se caiga.
  • Garaje – Los artículos almacenados en el garaje se pueden caer, causando lesiones y derrames peligrosos. También pueden obstruir el acceso a vehículos y salidas. Coloque los materiales inflamables o peligrosos en estantes inferiores o en el piso.


MITO 4: "En un terremoto, lo mejor es pararse en el marco de una puerta o salir del edificio."

REALIDAD ¿QUÉ HACER?
  • En las casas modernas, los marcos de las puertas no son más fuertes que el resto de la casa. Es más seguro meterse debajo de una mesa apartada de las ventanas.
  • ¡Agáchese, Cúbrase y Agárrese firmemente!
  • Si no está cerca de una mesa o escritorio, agáchese junto a una pared interior y proteja la cabeza y el cuello con los brazos.
  • Evite las paredes exteriores, ventanas, objetos colgantes, espejos, muebles altos, aparatos grandes y alacenas con objetos pesados o de vidrio.
  • ¡No salga! Los cables eléctricos y otros escombros podrían caerse encima.


¡Préparese hoy!

Para más información sobre los riegos de terremotos en California y cómo prepararse para el próximo terremoto, descargue aquí nuestro manual informativo gratuito “Echando Raíces en Tierra de Terremotos.”


Esta campaña es patrocinada por:
Created in the SCEC system Last modified: March 04 2015 10:16 © 2015 Southern California Earthquake Center @
Alliance