Paso 3

Prepare un equipo con suministros para una catástrofe

Todo el mundo debe tener equipos con suministros para catástrofes. Guárdelos donde pase la mayor parte de su tiempo, para que estén al alcance aún si su edificio fue dañado. Estos equipos son útiles para muchos tipos de emergencias.

Asegurese de guardar varios equipos con suministros para catátrofes en lugares accesibles en su hogar, trabajo y también su carro. Tener estos suministros disponibles puede reducir el impacto de un terremoto, ataque terrorista u otra emergencia en usted y su familia. Su équipo debe incluir alimentos, agua, linternas, radios portátiles, baterías, un botiquín de primeros auxilios, dinero en efectivo, medicamentos extra, un silbato, un extintor, entre otros.

Mochilas y bolsas pequeñas son lo óptimo para estos equipos ya que son facil de llevar consigo si tiene que evacuar. Incluya al menos lo siguiente:

  • Medicamentos, lista de prescripciones, copias de tarjetas del seguro de salud, el nombre e información de contacto de su médico
  • Formularios de consentimiento médico para dependientes
  • Équipo de primeros auxilios y un manual
  • Guantes de examinación (no de látex)
  • Máscar antipolvo
  • Gafas extra o lentes de contacto y solución de limpieza
  • Agua en botella
  • Silbato (para ayudar a los rescatadores a encontrarle)
  • Zapatos fuertes
  • Dinero en efectivo
  • Mapas
  • Lista de números telefónicos de sus contactos fuera de su región
  • Aperitivos, con mucho agua y calorias
  • Una linterna funcional con baterías extra y bombillas, o varitas luminosas
  • Suministros de higiene personal
  • Comodidades como juegos, ceras, papel y bolígrafos, peluches
  • Artículos de aseo personal y otras provisiones especiales necesarias para usted y su familia, incluso ancianos, personas discapacitadas, niños y animales.
  • Copias de las tarjetas de identificación (licencia par conducir, identificación para el trabajo, etc.)



  • Équipo para la casa

    Los sistemas de electricidad, gas, agua, transporte entre otros pueden ser interrumpidos por varios días o mucho más en ciertos lugares después de un terremoto fuerte. Las agencias de respuesta a emergencias y los hospitales pueden estar abrumados e incapaz de proveer asitencia inmediata. Saber sobre primeros auxilios y tener los suministros necesarios puede salvar vidas, simplificar su vida, y ayudarle a salir adelante después del próximo terremoto.

    Además de un equipo personal con suministros para catátrofes, guarde un equipo para el hogar en un sitio accesible (en un contenedor grande impermeable que se pueda mover facilmente), con los artículos siguientes (guarde una cantidad que dure por lo menos 3 días, o idealmente 2 semanas):

  • Agua (mínimo 4 litros al día para cada persona)
  • Llaves inglesas para cortar el suministro de gas y agua
  • Guantes fuertes y anteojos de protección
  • Bolsas fuertes para la basura, y para servir como toldo, poncho u otros usos
  • Radio portátil con baterías extra (o con manivela para cargar)
  • Linternas o varitas luminosas adicionales
  • Alimentos secos o en lata
  • Parrilla de carbón o gas para cocinar afuera, y cerrillas si necesario
  • Utensilios de cocina, incluso un abrelatas manual
  • Alimentos y correas para las mascotas
  • Ropa de abrigo cómoda, con calcetines extra
  • Mantas o sacos de dormir, tal vez una tienda de campaña
  • Copias de documentos importantes, así como la póliza de seguros
  • Utilice y reemplace anualmente los artículos perecederos como el agua, comida, medicamentos y baterías.


    Nota especial sobre los niños

    Si a nosotros nos asustan los terremotos, haciéndonos sentir tan indefensos, piense que tan más atemorizante puede ser un temblor para los niños, que dependen de nosotros para tantas cosas en la vida. Es importante dedicar tiempo al cuidado de los niños y explicarles porque ocurren los terremotos antes de un futuro temblor. Involúcrelos en el desarrollo de su plan para desastres, en la preparación de équipos de suministros para emergencias, y la práctica de "Agacharse, Cubrirse y Agarrarse." Considere simular las condiciones posterior a un terremoto como vivir un rato sin electricidad o agua.

    Después de un terremoto, recuerde que los niños estarán muy estresados. Pueden estar asustados ya que su rutina normal estaría siendo interrumpida, y las réplicas no les permitirán relajarse. Los adultos suelen dejar a los hijos lidiar solos con los problemas que vienen durante una emergencia pero esto puede ser devastador. El apoyo y contacto extra de los padres en los diás siguientes al desastre les ayudará mucho. Cuando sea posible, inlclúyalos en el proceso de recuperación.
    ©2017 SCEC Southern California Earthquake Center @ USC