Paso 7

Restablezca la vida cotidiana por reunir con los demás, arreglar los daños y reconstruir su comunidad.

En los días y semanas que siguen un gran terremoto, su familia, sus amigos y vecinos pueden juntarse para comenzar el proceso de recuperación.

Una vez que haya tratado con las necesidades urgentes e inmediatas después de un terremoto, siga con el plan que preparó de antemano. Las réplicas seguirán hasta varias semanas después de terremotos grandes. Algunas pueden ser bastante fuerte para causar más daño. Siempre esté listo/a para agacharse, cubrirse y agarrarse.

Después de un desastre, la comunicación será importante para el esfuerzo de recuperación. Enciende su radio portátil para información y avisos de seguridad. Si su hogar está dañado, contacte pronto su agente de seguros para comenzar el proceso de reclamación. Para desastres declarados por el presidente, los recursos de agencias gubernamentales (local, estatal, nacional) serán disponibles también.

El periodo de recuperación puede durar varias semanas hasta meses o más. Sigue los pasos de adelante para estar seguro/a y para minimizar los efectos a largo plazo del terremoto en su vida.


Los primeros días después del terremoto...


Utilice la información que incorporó en su plan de desastre y los suministros que organizó en su equipo de desastre. Hasta que esté seguro que no haya un fugo de gas, no entre en su hogar. No utilice tampoco llamas desnudas (mecheros, cerillas, velas, parrillas, etc.) o aparatos mecánicos que pueden crear una chispa (intrruptores, generadores, vehículos de motor, etc.). Nunca utilice lo siguiente por dentro: cocinillas de gas, linternas o calentadores de gas, parrillas de gas o carbón o generadores. Pueden emitir el monóxido de carbón o ser peligrosos durante las réplicas.

Después de réplicas, reverifique que no haya un fugo de gas, un vertido de productos químicos, cables dañados o plomería rota.

  • Saque fotos de todo daño a su propiedad y hogar.
  • Contacte a su agente de seguros inmediatamente para comenzar el proceso de reclamación. Guarde notas de todo costo para arreglos o limpieza.
  • Vea que su vecinos estén seguros, especialmente las personas ancianas o discapacitadas.


Manténgase en contacto
  • Monitorear los informes de radio o televisión locales para informarse acerca de dónde encontrar viviendas de emergencia, alimentos, primeros auxilios, ropa, y ayuda financiera.
  • Ponga los teléfonos de vuelta en sus bases.
  • Llame a su persona de contacto fuera del área, infórmele de su condición, y después no utilice el teléfono. El personal de emergencia necesita utulizar las líneas telefónicas para las comunicaciones de salvamento.


Alimentos y Agua
  • Si no hay electricidad, planifica comidas que utiluzan alimentos refrigerados o congelados primero. Si se mantiene el congelador cerrado, los alimentos pueden permanecer bien durante unos días. Guarda conservas para más tarde.
  • Escucha la radio para advertencias de seguridad.
  • Si no tiene acceso a agua corriente, puede beber agua de calentadores de agua, hielo derretido, o conservas vegetales. Evita beber agua de piscinas o jacuzzis.
  • No come ni bebe nada de recipientes abiertos que están cerca de vidrio roto.


Las primeras semanas después del terremoto...


Este es un tiempo de transición. Aunque existe la posibilidad de más réplicas, hay que trabajar para que su vida, hogar, familia, y rutina vuelvan a la normalidad. La recuperación emocional es tan importante como las heridas físicas o la reconstrucción de un hogar. Asegúrese de que su hogar esté seguro para ocupar y que no esté en peligro de derrumbarse en réplicas. Si permaneció en su hogar, o regresó unos días después, tendrá algunas tareas para hacer:

  • Si el gas fue apagado, habrá que llamar a la compañía de gas para que vengan a encenderlo.
  • Si se cortó la electricidad y después regresó, inspeccione si hay daños en sus electrodomésticos y equipo electrónico.
  • Si se rompió la cañería, busque daños causados por agua en su hogar.
  • Localice y/o reemplace los documentos importantes que puedan haber perdido, dañado o destruido.
  • Comuníquese con su agente o empresa de seguros de inmediato para iniciar el proceso de reclamos.
  • Comuníquese con la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), la Agencia federal para el Desarrollo de la Pequeña Empresa (SBA) u otras agencias federales y estatales para obtener información sobre la asistencia financiera que puede recibir para su casa, apartamento, granja o negocio. Ingrese a http://www.fema.gov/es/solicitar-asistenciapara obtener más información sobre asistencia financiera
  • Si necesita reparar su casa, verifique que su contratista tenga una licencia ara trabajar en California a través de la Junta Estatal para el Otorgamiento de Licencias a Contratistas. Los fraudes son frecuentes luego de una catástrofe. En California, visite cslb.ca.gov.
  • Hable con su familia acerca de como se sienten. Luego de una catástrofe, es importante prestar atención a los niños y los adultos mayores. Comuníquese con organizaciones religiosas, agencias de voluntarios o profesionales locales para recibir apoyo.
  • Busque organizaciones comunitarias y participe en sus actividades. Su voz es importante para decidir como se va a reconstruir su comunidad durante los próximos años.


Si no puede permanecer en su hogar...


ISi su hogar está estructuralmente inseguro o amenazado por fuego u otro peligro, hay que evacuar. Sin embargo, los refugios públicos pueden ser de atestados e inicialmente pueden faltar servicios básicos. Por eso, no abandone su hogar solamente por una falta de servicios públicos apagados o por daños moderados a su hogar o propiedad. Si tiene que evacuar, avise a un vecino y a su persona de contacto fuera del área adónde va. Lo antes posible, establezca una dirección de envía alternativa con la oficina de correo. Lo puede hacer en persona o sobre el internet con USPS.

Si es possible, lleve lo siguiente cuando evacua:

  • Los equipos de suministros contra desastres
  • Los medicamentos y las gafas
  • Un suministro de agua, comida, y bocados
  • Una manta / una almohada / un colchón inflable o colchoneta
  • Un cambio de ropa y una chaqueta
  • Una toalla y un paño
  • Los pañales, alimentos y otros suministros para bebés
  • Unas fotos de la familia u otros artículos reconfortantes
  • Identificación personal y copias de los seguros de salud y hogar


Lo que no debería llevar a un refugio público:


  • Las mascotas (Sí se permiten los animales de servicio para personas con discapacidades; lleve alimentos. Tenga un plan para las mascotas por adelantado.)
  • Grandes cantidades de ropa u otros artículos personales innecesarios
  • Objetos de valor que podrían ser perdidos, robados, o que ocupan demasiado espacio


Una vez emitida una declaración presidencial, la FEMA puede activar el Programa individual y familiar (en inglés) (IHP). Este programa incluye:

  • Donaciones en efectivo para la reparación de hogares, hasta un máximo de $26.200 (a partir de 2005)
  • Asistencia para la vivienda en forma de reembolso por alojamiento a corto plazo en un hotel
  • Ayuda para el alquiler en efectivo por hasta 18 meses
  • Si no hay otras viviendas disponibles, FEMA puede brindar una casa móvil u otro alojamiento temporal


Cuando se ha recuperado del terremoto...


Regrese a Paso 1 y haga las cosas que no hizo antes, o hágalas más a fondo. Aprenda de lo que ocurrió durante el terremoto para estar más seguro y para recuperarse más rápidamente la próxima vez.
©2017 SCEC Southern California Earthquake Center @ USC